TIPS PARA SELECCIONAR TU ROPA ANTES DEL LAVADO


Pensamos que lavar la ropa es una tarea sencilla y en realidad las lavadoras nos han hecho la vida más fácil. Y aunque estas nos liberan del proceso de lavado a mano, saber lavar la ropa siempre será un arte.

Que los colores parezcan vivos, que la ropa no se mache o le dé pilling son cuestiones que solo se logran cuando hacemos una adecuada selección antes del proceso de lavado. A continuación te enseñamos las mejores prácticas para que cuides de tus prendas:

ANTES DEL LAVADO: PREPARACIÓN DE LA CARGA DE LAVADO

Selección-de-prendas-para-el-lavado.png1. Vacía bolsillos y dobladillos: asegúrate de que todos los bolsillos estén vacíos; un gancho para el cabello, un juguete de metal o plástico, un clavo u objeto puntiagudo en una carga, puede engancharse en las prendas, causar desgarros u obstruir la bomba. Una toallita facial que quede en un bolsillo puede liberar demasiadas pelusas. Un crayón o un lápiz labial, pueden provocar manchas irreversibles.

Dale la vuelta a la prenda y esenrolla los dobladillos sacudiendo el pasto, la arena y la suciedad adicional.

2. Repara los rotos y descosidos: los orificios pequeños pueden agrandarse en la lavadora, trata entonces de repararlos antes de programar el lavado.

3. Sube los cierres y asegura los ganchos:  éstos pueden agarrar las prendas de una carga de lavado y romperlas, por lo tanto, abrocha los cinturones y fajas de modo que no se enrollen en la ropa.

4. Pon los artículos pequeños en una bolsa: las prendas de menor tamaño, como los calcetines de bebé,  se pueden atascar en la puerta. Ponlos dentro de una bolsa de malla para ropa.

5. Verifica la solidez del color:  estrega una parte de la ropa en agua espumosa, tibia o caliente. Si el color se corre o se destiñe, lava el artículo en forma separada con agua fría.


Orden de los artículos


Tantos tipos de prendas hay como ciclos de lavado y temperaturas. Sigue siempre las instrucciones de la etiqueta de instrucciones de lavado del fabricante. 

Ordenar adecuadamente es sencillo si siguen algunas pautas:

1. Ordena por color: separa blancos, negros, colores y transparecias.

2. Ordena por tela y materiales: separa en cargas distintas los artículos de algodón, lino, planchado permanente, sintéticos, mezclas, tejidos de poliéster y delicados.

3. Ordena por temperatura: separa en cargas distintas los artículos que se puedan lavar en agua fría, tibia o caliente.

4. Ordena por tipo y grado de suciedad: la ropa extremadamente sucia requiere un tratamiento adicional. La ropa levemente sucia puede quedar opaca si se lava con artículos extremadamente sucios.

5. Ordena por artículos que liberen pelusas o que las absorben: algunas telas atraen las pelusas y no se deben lavar junto con cargas de artículos que las liberen.  Las prendas que liberan pelusas son las de algodón, las toallas de felpa, cubrecamas de  felpilla, alfombras y ropa que haya sido blanqueada muchas veces. Los que absorben pelusas son los de telas sintéticas, de planchado permanente o duradero, los tejidos (incluyendo calcetines), la pana y otras telas suaves.

Nuevo llamado a la acción