RAZONES PARA MONTAR UNA LAVANDERÍA AUTOSERVICO

Son distintos los atributos que hacen de las Lavanderías Autoservicio un modelo de negocio interesante para cualquier emprendedor o inversionista; principalmente nos encontramos frente a una NECESIDAD BÁSICA que tenemos todas las personas que es tener la ropa limpia, un asunto que a simple vista parece sencillo, pero que se configura en una oportunidad para que a través de un negocio, se consigan beneficios económicos y se dé acceso a las personas para que puedan lavar y secar su ropa. 

Sumado a esto, evidenciamos que frente a negocios de conveniencia similares como peluquerías, cafés, tienda de barrio; la Lavandería Autoservicio, es una alternativa de menor inversión, mayor rentabilidad y mucho más fácil administración. Esto fundamentalmente por ser un negocio que no maneja inventarios de alimentos perecederos, no requiere reposición de artículos y no es intenso en mano de obra para su operación. 

Sin embargo, si tuviéramos que resaltar la característica esencial que hace de este modelo una gran oportunidad de éxito, tenemos que hablar de las tendencias de urbanización que tenemos hoy en nuestro país. 

En el primer semestre de 2019 los colombianos compraron 85.860 viviendas; de las cuales, el 60% de estas fueron VIS, el 70% fueron de estratos 3 y 4 y el aspecto más importante; el 79% fueron viviendas con áreas inferiores a 70 m2. 

Así como se empezaron a urbanizar las grandes metrópolis en el mundo, en las ciudades Colombianas las áreas pequeñas que van desde los 25m2 son cada vez más comunes. Este factor es determinante e indica lo siguiente; cada día es más limitada la zona de ropa en las viviendas, cada día es mayor la cantidad de ciudadanos que demandan alternativas distintas para poder tener su ropa limpia diariamente y cada día las zonas donde convergen distintos servicios más allá del área privada del apartamento, se asocian más fuertemente con los hábitos de vida de las personas que compran hoy vivienda en nuestro país. 

La Lavandería Autoservicio está completamente ligada a elementos fundamentales como la sostenibilidad, la contribución ambiental, las relaciones de comunidad, el mejor uso del tiempo y la economía del hogar.

Todos estos aspectos hacen de este modelo de negocio una gran alternativa de inversión, que en el contexto de expansión de nuestras ciudades, el único camino que tiene es su crecimiento y masificación.