¿Cómo pagan las personas en una lavandería autoservicio?

En esta industria existen varios métodos de pago. A continuación vamos a analizar cuáles opciones se ajustan a nuestro mercado y cuáles no son muy recomendadas. 

Billeteros: es un sistema de pago que acepta billetes de vieja y nueva denominación, además traen seguridad tipo máquinas de casino, para evitar los billetes falsos a la hora de hacer su control. Este es el método de pago más útil para nuestro país debido a la denominación de los billetes que encajan perfectamente con el cobro que se hace actualmente por carga en las lavanderías. Cabe resaltar que este método también acepta bonos con códigos de seguridad que se permite configurar en el sistema, como método de pago.

Aplicación: Speed Queen tiene una App que permite hacer pagos cargando los montos por el valor de la carga o ciclo que se cobra en la lavandería, escogiendo la ubicación del negocio que se va a usar y el equipo que está disponible. Esto genera un valor agregado, dado que, personas que no acostumbran a manejar efectivo pueden hacer uso de sus tarjetas débito o crédito.

Monederos: estos sistemas aceptan pago con diferentes tipo de moneda, equivalente al valor de un ciclo (lavado/secado). La denominación de la moneda en Colombia es muy baja, lo que generaría que el compartimiento de pago se llenara fácilmente y en “pocas” lavadas, por eso no es muy recomendado.

Tokens:  El método de pago de los tokens no es tan viable pues las personas pueden ingresar una moneda metálica  de denominación en vez de un token generando falencias en el proceso. 

Tarjetas recargables: Una persona promedio carga entre sus documentos, diferentes tipos de tarjetas, como la de transporte masivo, débito, crédito, la de supermercados de cadena, entre otras. Por esa razón no es tan conveniente tener una tarjeta más para lavandería, ya que la experiencia nos muestra que sería la tarjeta que menos recordación tendría y por ende podría perderse fácilmente.

Escoger el sistema ideal, dependiendo del país donde planees montar tu propia lavandería autoservicio, hace que los procesos sean mucho más eficientes, controlables y rápidos. Por eso cuando haces una proyección del tipo de servicio que quieres dar, ten en cuenta cuál será tu público objetivo, para saber qué se ajustará mejor a tu negocio, cuál será el medio más eficiente para desarrollar el sistema de pago y cuánto es el valor que quieres cobrar.

 

Nuevo llamado a la acción